ERGONOMÍA PARA TRADUCTORES…

ERGONOMÍA PARA TRADUCTORES…

…Y TRABAJOS DE OFICINA EN GENERAL

Según la RAE, la ergonomía es el “estudio de la adaptación de las máquinas, muebles y utensilios a la persona que los emplea habitualmente para lograr una mayor comodidad y eficacia”. Los traductores solemos pasar muchas horas con el culo pegado a la silla y la vista fijada en la pantalla del ordenador, por eso es bueno disponer de un despacho ergonómico adaptado a tus necesidades. Esto nos ayudará a evitar lesiones por repetición de movimientos con el ratón o por malas posturas. A continuación te dejamos diez puntos (que siempre quedan mejor que nueve) que deberíamos tener en cuenta al configurar nuestro espacio de trabajo.

1. MONITOR

El monitor debería estar enfrente de nosotros, no a un lado, para evitar lesiones en el cuello al girarlo para mirar la pantalla. La distancia recomendada de los ojos a la pantalla es de 50 a 55 cm y la parte superior debe quedar a la altura de los ojos. El monitor debe estar colocado en perpendicular a la entrada de luz y es recomendable ajustar el brillo y el contraste según nuestra agudeza visual.

2. TECLADO Y RATÓN

Aunque existen varios teclados ergonómicos, nosotros decidimos comprar este de Microsoft. Lo tenemos desde hace más de 5 años y no podemos estar más contentos. Tiene una almohadilla para reposar las muñecas y su forma hace que sea más fácil teclear, así como la del ratón que permite manejarlo sin tener que forzar la postura natural del brazo.

3. ALFOMBRILLA CON ALMOHADILLA

Para prevenir los dolores en la muñeca, podemos usar una almohadilla. La podemos encontrar por separado o junto a la alfombrilla de ratón. Cuando empezamos a tener molestias en la muñeca, compramos esta alfombrilla con almohadilla y nos ayudó a que no fuera a más. De hecho, el dolor ha desaparecido.

4. SILLA

Debería tener un apoyo en la zona lumbar que nos ayude a mantener la postura correcta. Si no lo tiene, puedes utilizar un cojín para que las lumbares reposen contra el respaldo. Los reposabrazos ayudan a descargar la tensión acumulada en el cuello y los hombros y te permiten cambiar de postura si lo necesitas. Nuestra silla actual tiene reposabrazos, pero no está acolchado. Recomiendo que lo esté, porque hemos tenido que comprar esta almohadilla para reposabrazos para evitar que nuestros codos sufran.

5. MESA

La mesa debería tener un tamaño que te permita tener a mano todo lo que necesitas para trabajar. Por ejemplo, pantalla, teclado, ratón, impresora, bolígrafos, pósits. Como también soy traductora jurada y en mi anterior mesa me faltaba espacio a la hora de jurar las traducciones, decidí comprar un escritorio bien grande donde tener espacio para todo.

6. REPOSAPIÉS

La postura ideal cuando estamos sentados sería con los pies totalmente apoyados en el suelo. Pero, ¡que no cunda el pánico! Si los pies no te llegan al suelo, esto se soluciona con un reposapiés. Podrás ajustar la inclinación y calentarte los pies si eliges el modelo con calefacción y aire acondicionado. No lo he probado aún, pero está en mi lista de deseos, jeje.

7. ILUMINACIÓN

La luz natural que entra por la ventana debería estar en perpendicular a la mesa y a tu izquierda, si eres diestro, y a tu derecha si eres zurdo. Es conveniente que no tengas la ventana ni delante ni detrás de ti, para evitar reflejos en la pantalla y deslumbramientos.

8. TEMPERATURA

Trabajar a una temperatura agradable es lo ideal. Los días de frío intenso en invierno y los días de calor abrasador en verano no nos dejan concentrarnos y pueden hacer que un encargo, por muy pequeño y sencillo que sea, se convierta en un horror. Las temperaturas recomendadas son estas:

  • En verano: de 23 ºC a 26 ºC.
  • En invierno: de 20 ºC a 24 ºC.

9. OLOR

Puede que este punto os parezca un poco tiquismiquis, pero la sensación de trabajar en una habitación con un aroma suave y agradable, nos puede ayudar a concentrarnos mejor. Igual que existen ciertos aromas, como la lavanda, que nos ayudan a relajarnos e incluso a dormir, existen aceites esenciales para concentrarse. En este artículo de Entrepreneur nos explican que la canela nos ayuda a combatir la fatiga mental y a mejorar la concentración. Yo compré este difusor de aceites esenciales y va muy bien.

10. DESCANSOS

Es recomendable que hagamos descansos cada cierto tiempo, ya que permanecer mucho tiempo en la misma postura, puede causar dolor y lesiones. Nosotros, por ejemplo, tenemos una pulsera que nos recuerda cada hora que tenemos que dar 250 pasos, eso nos ayuda a despegarnos de la silla al menos cada hora. También podemos poner en práctica la técnica del Pomodoro (seguro que habréis leído sobre ella). Se trata de una técnica para aumentar la productividad: trabajas 25 minutos y descansas 5, cuando hayas trabajado 4 pomodoros, es decir 100 minutos, podrás descansar 15 minutos. En estas pausas puedes aprovechar para hacer estiramientos y relajar los músculos y la vista.

Fuente: https://techomemadrid.wordpress.com/2013/06/23/la-postura-correcta-sentado-en-un-escritorio/

Te propongo que subas una foto de tu #tradudespacho a Instagram para dar ideas a los compañeros que están pensando en cómo montárselo, que siempre viene bien tener alguna referencia. 😉

Si te interesa el tema de la ergonomía, la UCM ha recopilado en este pdf una serie de recomendaciones para los trabajos de oficina. Es interesante porque al final incluye un test para evaluar nuestro lugar de trabajo y nos puede dar ideas de cómo mejorarlo para que trabajemos más cómodos.

¡Hasta la próxima! ✋

Contacta con nosotros

Nuestros servicios

Quiénes somos

Avatar
Entre Corchetes
info@traduccionesentrecorchetes.com