La traducción gastronómica no es pan comido

La traducción gastronómica no es pan comido

No hemos elegido el título de esta entrada al azar, con ello queremos expresar que, aunque a simple vista traducir sobre comida pueda parecer ideal y divertido, la tarea puede resultar bastante complicada debido a la terminología específica y al fuerte carácter cultural que tiene la gastronomía de cada país.

Algunos de los tipos de textos relacionados con la gastronomía que nos pueden enviar para traducir son los siguientes:

Etiquetas de alimentos

En este tipo de textos nos encontraremos listas de ingredientes, avisos de alérgenos, valores nutricionales, modo de preparación del alimento y conservación del mismo. Para traducir las frases que suelen aparecer en estos textos nos puede ayudar hacer una visita a la despensa o bajar al supermercado y consultar textos paralelos.

Ejemplo:

Durchschnittliche Nährwerte pro 100 g: Valor nutricional medio por 100 g:
Fett Grasas
– davon gesättigte Fettsäuren – de las cuales saturadas

 

Cartas de restaurantes

Mucho se ha hablado de las cartas de restaurantes y de lo mal traducidas que están. Y con razón. No se le da la importancia que debería y acaban siendo el hazmerreír no solo de traductores, sino de todos los turistas que van al restaurante esperando entender la carta en su idioma y al final resulta que entenderían mejor la original. Aquí podéis leer más sobre el tema.

Cuando traducimos cartas de restaurantes no debemos quedarnos con el mero traspaso de contenido de un idioma a otro, debemos ir más allá y ponernos en la piel del comensal. El nombre de ciertos platos no tiene equivalente en otros idiomas y si lo traducimos literalmente, el receptor del texto no entenderá qué es y acabará por no pedirlo. Así que debemos preguntarnos: ¿entenderá el comensal qué es este plato si lo traduzco de forma literal? Si la respuesta es no, una solución sería explicar qué es o describir los alimentos que contiene el plato.

Ejemplo:

Tocino de cielo

Traducción literal –> Himmelspeck (el cliente se imaginaría unas tiras de bacon con vete tú a saber qué)

Solución –>  Süßspeise aus Eigelb und Sirup (explicamos que es un dulce hecho con yema de huevo y sirope)

Críticas gastronómicas o descripciones de restaurantes

En las críticas gastronómicas se utiliza una mayor riqueza léxica, más variedad de adjetivos, se describe al propietario, el tipo de restaurante y la decoración. Además, en cierto modo son subjetivas, porque hablan de la experiencia del crítico comiendo esa comida y en ese lugar.

Las dificultades de traducción que pueden darse en este caso tendrían que ver con la descripción de una realidad actual. Es decir, el texto habla de un lugar concreto, que está situado actualmente en determinada calle. Si en un texto aparece la indicación de dónde está ubicado el restaurante, lo mejor es buscar en Google Maps para no equivocarnos en la descripción.

Ejemplo:

[…] wo sein mit dezenter moderner Eleganz eingerichtetes Lokal im ersten Stock über der Straße liegt, die über die Brücke führt.

Si, después de leer esta frase, tenemos alguna duda de dónde puede estar ubicado o queremos hacernos una idea espacial para poder transmitirla mejor al español, buscamos la dirección del restaurante en Google Maps y nos ayudará a tener esa imagen mental.

En el mapa vemos exactamente que el local está situado en la calle que lleva al puente.

El tema central de estos textos son los platos y sus ingredientes. En caso de que se haya utilizado un término con varias traducciones posible, nos ayudará consultar las especialidades gastronómicas de los restaurantes en su web, la mayoría de ellos tiene la carta publicada y en ella veremos qué términos han elegido. Por ejemplo, “Garnele” puede traducirse como gamba o camarón. Con un vistazo rápido a la carta del restaurante, podemos solventar la dificultad y elegir el término adecuado.

Si en el texto también se habla sobre la decoración del restaurante, también nos pueden ayudar las fotos de su página web o las publicadas en el perfil del restaurante en Google, en la pestaña de ambiente.

Libros de cocina y recetas

En nuestro caso no hemos tenido la ocasión de traducir ningún libro de recetas, pero como buenos cocinillas y amantes de las recetas exóticas, sabemos que traducir recetas de otro idioma puede conllevar varias dificultades, como la conversión de medidas, ya sea de peso, de temperatura, etc.

Como decíamos al principio, la gastronomía está muy ligada a la cultura de cada país y, por tanto, a los alimentos que se cultivan en él. Hoy en día tenemos acceso a muchos alimentos de otros países, pero no a todos y esto supondría un problema a la hora de traducir. ¿Tendríamos que comentarlo al cliente? ¿Poner una nota indicando posibles alternativas? Tenéis más información en la entrada “Traducir un libro de cocina”, de Traducciones Agora.

Webs de restaurantes

Los buenos restaurantes tienen su web traducida al menos al inglés. Para que los posibles clientes que no saben español y tienen interés en visitar el lugar sepan qué se van a encontrar y puedan leer un poco de su historia y conocer un poco al equipo.

Las dificultades de este tipo de textos residen en el léxico, como hemos comentado anteriormente, pero como nuestro cliente es el restaurante, podemos preguntarles directamente cuáles son los productos que utilizan, les podemos pedir fotografías del local o, incluso, si el restaurante está en nuestra ciudad, podemos ir personalmente y hacer trabajo de campo.

 

En conclusión, hoy hemos aprendido que la traducción gastronómica no es tan sencilla como pueda parecer, que una buena documentación es clave y que solo un profesional la puede hacer bien.

Sonia Candela
Sonia Candela
sonia@traduccionesentrecorchetes.com

Me encanta aprender idiomas y conocer nuevas culturas y costumbres. Elegí dedicarme a la traducción para poder comunicarme con personas con idiomas maternos diferentes al mío y poder facilitar la comprensión entre otras personas que no comparten idioma. Puedes saber más de mí en mi perfil de Linkedin.