Traducción Especializada

La traducción especializada versa sobre una materia concreta, con una terminología propia que sirve de comunicación entre los especialistas del citado campo.

Traducción jurídica y administrativa

La traducción jurídica es aquella que trata sobre el Derecho (civil, penal, mercantil y derecho de familia). La traducción administrativa se encarga de los documentos que constituyen un testimonio de una determinada actividad, por ejemplo, los expedientes académicos, partidas de nacimiento, certificados de defunción, extractos del Registro Mercantil, etc. La Administración es la principal emisora de este tipo de documentos.

Traducción médica

Aquí podemos incluir una gran variedad de textos, como, por ejemplo, informes médicos, consentimientos informados, historias clínicas, prospectos de medicamentos o información dirigida a pacientes. Las numerosas especialidades médicas, la terminología del ámbito en cuestión y la necesidad, entre otras cosas, de que el receptor de la traducción reciba el mensaje con precisión y claridad hace que este sea un campo complejo de traducción para el que se necesita formación específica.

Otras especializaciones

Industria alimentaria/gastronomía, sector turístico, negocios y marketing.

¿Cómo solicito mi traducción?

Podrás obtener tu traducción en 4 sencillos pasos:

PASO NÚMERO 1

NOS CUENTAS QUÉ NECESITAS

Contacta con nosotros y explícanos qué necesitas. No olvides adjuntar una copia escaneada de los documentos que necesitas traducir cuando nos envíes un correo electrónico.

PASO NÚMERO 2

ELABORAMOS UN PRESUPUESTO

A partir de los documentos que nos envíes, elaboraremos un presupuesto de traducción en el que indicaremos el precio, la fecha de entrega y la forma de pago.

PASO NÚMERO 3

CONFIRMAS EL ENCARGO

Si estás de acuerdo con el presupuesto, deberás confirmar el encargo, abonar el importe y empezaremos a trabajar en tu traducción.

PASO NÚMERO 4

TE ENTREGAMOS EL TRABAJO

La traducción se entregará el día acordado, a través de correo electrónico o mensajería a la dirección que nos facilites (en el caso de las traducciones juradas).

Cuéntanos qué necesitas, te ayudaremos. ¡Estamos deseando trabajar contigo!